IVAN R. VICUÑA

PROFESSIONAL BUSINESS LAW FIRM

597563
HoyHoy7
AyerAyer285
Esta SemanaEsta Semana1023
Este MesEste Mes4752
Todos los DíasTodos los Días597563
Su IP es:54.82.57.154

Hay 82 invitados y ningún miembro en línea

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

 

Piñera triunfó en el ballottage y vuelve a ser presidente de Chile

A pesar de que se esperaba una contienda estrecha, el ex mandatario obtuvo el 54,6% de los votos frente al 45,43% del candidato oficialista Alejandro Guillier

Se esperaba una elección reñida, pero finalmente con el 54,56% de los votos (correspondiente el 96% de las mesas escrutadas), Sebastián Piñera ganó el ballottage en Chile y retornará al Palacio de la Moneda. El candidato de Chile Vamos, que gobernó el país desde 2010 hasta 2014, se impuso por nueve puntos al oficialista Alejandro Guillier, que obtuvo el 45,43% de los votos.

"Hemos sufrido una derrota dura. Tenemos que levantar nuestro ánimo y salir a defender las reformas en las creemos", dijo Guillier tras calificar como "macizo" el triunfo de Piñera. "Es una derrota electoral pero no va a ser una derrota política", acotó.

Guillier felicitó públicamente a Piñera, una vez que las mesas escrutadas alcanzaron el 91% y mostraron cifras irreversibles.

"Quiero en esta noche felicitar a mi contendor Sebastián Piñera, el nuevo presidente de la República, a quien ya llamé para felicitar por su impecable y macizo triunfo", expresó Guillier desde el comando ubicado en el Hotel San Francisco, a pocas cuadras del Palacio de La Moneda.

El recuento de votos en el ballottage en Chile fue rápido y claro. Comenzó a las 18 horas, apenas se cerraron las primera mesas, y avanzó con fluidez y bajo la tensa mirada de apoderados de mesa y ciudadanos que acudieron en masa a gritar por su candidato.

En el comando de Piñera, que ubicó su centro de operaciones en el Hotel Crowne Plaza, en el centro de Santiago, hubo festejos apenas se conoció el resultado, pues los números internos, obtenidos desde sus apoderados de mesa desplegados en comunas clave, arrojaban al menos cuatro puntos porcentuales de ventaja.